Editoriales

Soda Stereo, Coldplay, y el poder de la música.

Pensaba en el poder de la música. En los lugares comunes a los que se suele caer, una y otra vez, cuando hablamos del efecto que la música tiene en nuestras vidas. Pero, creo, lo común no debería ser catalogado peyorativamente, sino en su alcance popular y trascendental. La música nos cambia, nos modifica, nos define y redefine, nos nuclea, nos convoca. Nos junta. Nos acerca.

Pensaba en el efecto de las señales, con la música como lenguaje universal. Pensaba también en lo masivo y ese compartir latente. En las generaciones que se suman, que se ramifican, para llegar a sentir lo mismo más allá del camino recorrido en la vida.

Pensaba en una banda británica como Coldplay, en suelo argentino, llenando diez veces el estadio Monumental de Buenos Aires. Pensaba en sus músicos, que rondan los 45 años. En su público, juvenil, adolescente y mayor.

Pensaba en la invitación al escenario de dos integrantes de quizás, y sin quizás, el grupo más trascendente de la historia latina. Pensaba en dos Soda Stereo tocando temas propios a pedido a de la banda más convocante del momento.

Pensaba en Chris Martin y ese talento para convertir en entretenimiento todos los deseos del público masivo, como escribiera Mauro Apicella en La Nación. En sus ganas de interpretar De Música Ligera, en su curiosidad respecto de una banda que explotó en los 80s en un continente históricamente relegado como América Latina. Pensaba en sus ganas, las de cantar, las de mimetizarse con un público que lo entiende en su lengua original. Pensaba, incluso, en su voluntad de cantar en español, arrastrando las erres, obviando algunas palabras, pero sin ninguna intención de modificar la letra, a sabiendas que el público, su público, delirará ante cada estrofa entonada.

Pensaba en cómo durante años nos fueron derrotando culturalmente hasta sentir que en Latinoamérica no trasciende la buena música. Que los 80s son los 80s. Que Soda Stereo ya no existe. Que una banda internacional jamás vería para este lado del océano.

Pensaba en el poder de la música.

Sobre el autor

Allan Kelly Márquez

Nacido en Montevideo, Uruguay, lleva adelante EnRemolinos desde el 30 de Octubre de 2009. Admirador de Soda Stereo, se transformó en coleccionista. Colabora con material de su archivo para el especial Soda Stereo +INFO (2007), y los libros Cerati, la biografía (2015) y Yo conozco ese lugar (2016).

Sígueme ➤ Instagram | Facebook

Archivo de noticias