ENREMOLINOS

ENREMOLINOS

#GraciasGustavo, un emocionante homenaje en el Planetario de Buenos Aires

Por: Allan Kelly Márquez

Un homenaje lleno de simbolismos especiales. No es casualidad el comienzo de un largo set list: la banda, a pleno y a solas, interpretando “Fuerza Natural”, el tema con el que Gustavo iniciaba todos los conciertos de su última gira. Una versión sin voz, instrumental, con el público presente cantando a coro. Eso es un simbolismo muy fuerte: la voz de Gustavo cantando en el corazón de los que estaban presentes allí.

La importancia de un homenaje no es criticar u observar las versiones de quienes homenajean, sino compartir un momento único en tributo a una persona única. Daniel Sais, ex tecladista de Soda Stereo, lo comentó en twitter: “40.000 personas viendo artistas locales en tributo a un artista local. Así se hace”. Y sin dudas esa es la premisa que se desprende de este homenaje. Todos sabemos y conocemos el legado de Gustavo Cerati en cada uno de nosotros. Un legado que traspasa la frontera musical, y que termina siendo parte de la vida de cada uno de sus seguidores. Sin embargo, encontrarse con grandes artistas argentinos, homenajeando a otro artista argentino, es de destacar.

Richard Coleman se puso al hombro un homenaje que dio en el blanco. La banda, integrada por Leandro Fresco, Martín Carrizo, Gonzalo Córdoba, Fernando Nale y el propio Coleman, se destacó por la interpretación practicamente exacta de los temas de Gustavo Cerati. El set list de 19 temas, incluyó uno de Soda Stereo: “Toma la ruta”, previa confesión de Richard: “Estamos haciendo muchas cosas que dijimos que no ibamos a hacer, ésta es una mas”. La promesa, días antes, había sido no interpretar temas de Soda en el homenaje.

Otro de los puntos mas altos y simbólicos del show fue la interpretación de “Te llevo para que me lleves” por parte de Benito Cerati. En 1993, cuando Gustavo realizó la filmación del videoclip del tema, Cecilia Amenabar estaba embarazada de Benito. 22 años después, su hijo interpreta ese clásico de la discografía de Cerati.

Walas, Miranda, Leo García, David Lebó, Barco, Banda de Turistas y Fernando Ruiz Diaz, interpretaron muy buenas versiones de los temas elegidos para su gusto. Igualmente Pedro Aznar elevó la calidad con una versión insuperable de “Cactus”, una de las gemas de Gustavo. Quizás la sorpresa haya sido la incorporación de Alejandro Lerner quien, en una versión no muy bien lograda, interpretó “Crimen”, a solas con su piano y la voz del público.

En definitiva, 40.000 personas en el Planetario, y otros miles en las redes sociales, fueron parte de un homenaje emocionante. Un punto final a una gira que había quedado inconclusa por gracia del destino, que suele jugar malas pasadas. Pero un punto final para una banda que se merecía este recital. Gustavo estuvo presente, en cada uno de ellos, y en cada uno de nosotros. Su música, su legado, volvió nuevamente a sonar a pleno.