Especiales

Soda Stereo y la consagración de Diego Maradona

22 de Junio de 1986. Argentina enfrenta a Inglaterra por los cuartos de final del Mundial de México. El escenario es el Estadio Azteca del Distrito Federal. Difícil sería prever que aquella tarde, bajo un sol ardiente que pegaba de lleno, Diego Armando Maradona se consagraría definitivamente como una leyenda del futbol global.

Ese mismo día, y al mismo tiempo en que jugaba el partido, los Soda Stereo, junto al Zorrito Von Quintiero, se encuentran en Londres, en una de las paradas realizadas durante sus vacaciones por Europa. “Fuimos al Milton Keynes Bowl, un predio gigante en la ciudad de Milton Keynes, donde había casi 200 mil personas, para ver a Simple Minds en la época de su hit Alive and Kicking”, rememoraría Zeta Bosio en su libro Yo conozco ese lugar.

Previo al show, el bajista de la banda inglesa se acercó al micrófono que se encontraba al frente del escenario para informarle a la gente el resultado provisorio del partido. Maradona había inmortalizado “la mano de Dios”, y Argentina vencía por 1 a 0.

Estaban perdiendo los ingleses. Enseguida se desencadenó un abucheo general, mientras nosotros nos mirábamos con una alegría contenida y mucho pánico. Básicamente teníamos que disimular para proteger nuestro bienestar físico. No se nos ocurrió mejor idea que empezar a hablar con un acento muy marcado. Intentábamos parecer españoles. Y cuando nos enteramos que finalmente le habíamos ganado a Inglaterra sentimos unas ganas tremendas de festejar”, recuerda Zeta Bosio. “Experimentamos la doble alegría de sentir una felicidad enorme y de poder contrastarla con la frustración de ellos, en vivo, rodeados de un mar de gente deprimida”.

Por su parte, el Zorrito Von Quintiero, tecladista de Soda Stereo en aquel entonces, recordaría en su libro I’m Zorry, the gourmet rock tour, la tarde en la que Diego Armando Maradona dejó a seis ingleses tirados en el piso. “Cuando llegamos al festival quisimos ver un poco del partido en algunos televisores que había en los puestos de comida, pero la gente se había abarrotado y fue imposible ver siquiera un minuto. Resignados por el quilombo que era, nos fuimos a ver a la banda soporte, que era The Waterboys. En medio del show la gente gritó el gol inglés. Yo era el más futbolero, así que salió un “qué cagada” a media voz. Un rato más tarde apareció Simple Minds. Su cantante, Jim Kerr, que es escocés, medio irónicamente preguntó a la gente si querían saber cómo había salido el partido. Todo el estadio gritó “yeaaahhh!!!. Entonces Kerr pronunció la hermosa frase en inglés: “Argentina 2… England 1”. Les juro que me marée por un rato. Es muy fuerte la sensación de estar entre 15 mil ingleses el día de la Mano de Dios”.

Finalmente, Von Quintiero resaltaría que “la alegría fue mayor por la bronca que teníamos por la Guerra de Malvinas, aunque no tenía nada que ver. Cuando, por las dudas, nos preguntaban de dónde éramos, decíamos españoles. Sin embargo nos vendía la sonrisa en la cara. Los ingleses quedaron re calientes”.

Sobre el autor

Allan Kelly Márquez

Nacido en Montevideo, Uruguay, lleva adelante EnRemolinos desde el 30 de Octubre de 2009. Admirador de Soda Stereo, se transformó en coleccionista. Colabora con material de su archivo para el especial Soda Stereo +INFO (2007), y los libros Cerati, la biografía (2015) y Yo conozco ese lugar (2016).

Sígueme ➤ Instagram | Facebook

Archivo de noticias

Información

Copy link
Powered by Social Snap