Gustavo Cerati

Lanzan “La geometría de una flor”, un nuevo libro sobre Gustavo Cerati

De alguna forma, los samplers y los aparatos comienzan a tener un sentido casi como una cualidad punk frente a la música“. Corría 1998, y de esa manera Gustavo Cerati definía su proyección electrónica en el grupo Plan V.

La básica discusión sobre si la música que realizaba Soda Stereo tenía que ver con el rock o el pop, terminó lanzando una gran nube de humo que, por un tiempo, no permitió visualizar la gran inclinación que el propio Cerati fue teniendo sobre la electrónica, y su incursión en un mundo al que él mismo tildó de futurista. En ese sentido, poco se ha investigado, y mucho menos redactado. Hasta ahora.

Gito Minore, nació en abril de 1976 en Buenos Aires. Graduado en la carrera de Filosofía en la Universidad de Buenos Aires, publicó varios libros de poesía, narrativa y literatura infantil. A su vez, desde el año 2013, junto a María Inés Martínez, organiza la Feria del Libro Heavy, tanto en Capital Federal como en el interior de la Argentina; y lanza un nuevo libro que busca poner luz sobre los proyectos electrónicos de Gustavo Cerati: “La geometría de una flor“.

El libro es un recorrido por los diferentes proyectos que Gustavo realizó vinculados a la música electrónica“, nos cuenta en exclusiva. “Trata, básicamente, en cómo ella termina siendo una médula espinal en toda su carrera. Si nosotros agarramos el primer disco de Soda, hasta su último disco como solista, va a estar siempre entremezclada la música electrónica“.

Siendo Colores Santos (el proyecto de Gustavo Cerati y Daniel Melero) el puntapié inicial de este libro, abarca además Plan V, Ocio, Roken, + Bien, Solo por hoy y Reversiones Siempre es Hoy.

Para Gito, este libro representa la confirmación de un viejo anhelo. “Yo soy fan de Soda desde la época 87, 88, 89, 90. Conocí más bien la etapa rockera de la banda, o pop. Y estos proyectos electrónicos que fueron saliendo siempre me llamaron la atención, pero por algún motivo no los tuve. Eran discos que estaban discontinuados. O pequeñas ediciones. Lo mismo que los shows: o me enteraba tarde, o se realizaban en otro país. Entonces me quedó siempre esa duda, y tenía ganas de escribir sobre Gustavo Cerati y decidí meterme con este tema. También porque no había nada al respecto. No había ningún libro específicamente dedicado al tema, por lo que también fue una experimentación propia“.

Consultado sobre cómo fue la experiencia de componer y retratar esta parte de la carrera e innovación musical de Cerati, Minore explica: “La primera parte fue de investigación. Busqué diarios, websites, revistas, notas televisivas de cada una de las épocas. Empecé a escribir, de hecho escribí todo el libro sin haber hecho entrevistas. Después me empezaron a contestar los músicos y pude acceder a realizar diferentes entrevistas, lo cual transformó el libro sustancialmente. Termino siendo otro libro“.

La geometría de una flor cuenta con la palabra de Daniel Melero, Flavio Etcheto, Leandro Fresco, Rudy Martínez de Adicta, los técnicos Adrián Mayo y Eduardo Bergallo. “Participaron también Jorg Fuller y Senking, los dos alemanes que están en el disco Reversiones, y que a su vez, tocaron juntos en Buenos Aires y en la propia Alemania. Y a último momento apareció Ken Downing de Black Dog“.

El libro saldrá a la venta en Argentina, Uruguay y Chile, a partir de Enero de 2021, y será editado por Gourmet Musical.

La impresión que me da después de haber investigado el lado electrónico de Cerati es de sorpresa, básicamente. Yo lo admiro a Gustavo desde chico, desde los 11 años. Es como el ídolo de la infancia, y sin embargo nunca me para de sorprender“, confiesa Minore. 

La investigación en sí misma fue toda una etapa de descubrimiento de un Cerati que yo no conocía. De un Cerati más profesional incluso de lo que yo pensé que era. De un Cerati humilde, recuerdo una nota que leí donde Gustavo mismo decía “a mí esta música no me sale de taquito”, como que constantemente él quería y tenía que aprender. Y eso no cualquiera lo dice así, tan libre de cuerpo. En un país donde todos se creen que son sabios, Gustavo decía “esto no me sale tan bien”, o no estaba seguro, y tenía esa invitación a la investigación, al estudio, al estar ahí… experimentando“.

Si hay algo que ha caracterizado a Gustavo Cerati durante toda su carrera musical, claramente, fue la versatilidad. La vanguardia. La transformación. El no quedarse quieto, la investigación, el ir por más. Y si incursión en la electrónica es un claro ejemplo de ello. “Me parece que en ese trayecto electrónico Cerati tuvo como un viaje a la infancia, mucho de juego, y vivió una etapa muy lúdica, y a su vez muy divertida“, reflexiona Gito. “Hay muchos momentos donde se nota que Gustavo se estaba divirtiendo haciendo eso y eso es lo mejor. Cuando un artista está cómodo haciendo arte está buenísimo. Es como que no está encadenado al “deber ser” como músico. Es decir, vos llenaste Velez, ok, entonces ahora tenés que llenarlo de nuevo… no. Acá Gustavo se permitía ser, y le importaba tres carajos si lo iban a escuchar 10 personas, o 50. No le hacía falta. Ahí es donde Cerati se permitía ser“.

Sobre el autor

Allan Kelly Márquez

Nacido en Montevideo, Uruguay, lleva adelante EnRemolinos desde el 30 de Octubre de 2009. Admirador de Soda Stereo, se transformó en coleccionista. Colabora con material de su archivo para el especial Soda Stereo +INFO (2007), y los libros Cerati, la biografía (2015) y Yo conozco ese lugar (2016).

Sígueme ➤ Instagram | Facebook

Archivo de noticias

Información

Copy link
Powered by Social Snap