Especiales

El rostro de Gustavo Cerati en un billete, y el arte que devuelve la vida.

La gran mayoría de nosotros, por no decir todos, se ha encontrado alguna vez con un billete decorado con tinta por una mente creativa. Se me viene inmediatamente la imagen de algún bigote postizo. O tal vez palabras sin mucho sentido. Algún chiste gracioso, o algún dibujo que juega con el diseño mismo del billete.

Seguramente, también, el común de los mortales no tomamos en cuenta que el billete no deja de ser un papel. Papel cuyo valor se lo damos en el día a día como una especie de acuerdo general al que fuimos sumergidos sin ser consultados. Pero más allá de cuestiones filosóficas (que bien podrían no venir al caso), es el mismo papel que se transforma en lienzo para cualquiera que desee plasmar su arte. Y de esa forma, inmediatamente, toma otro valor. El propio, el definitivo, el que uno le da tomando al arte como bandera.

Rodrigo Matías Pérez tiene 32 años. “Rodro”, para sus amigos. Es de Salta, Argentina, y publica su arte en _rodro_p. Lo encuentro de casualidad entre millones de imágenes que inundan mis ratos de ocio por Instagram. O bueno, en realidad me cruzo con un billete de 50 pesos intervenido con el rostro de Gustavo Cerati. Investigo y doy con su perfil. Chusmeo. Sin saberlo me sumerjo en un mundo que registra a Charly García, al Indio Solari, a Freddy Mercury, y a tantas otras figuras artísticas que ciertamente merecerían tener su rostro estampado en un billete de circulación oficial.

Lo contacto. Es inevitable. Quiero conocer más de qué se trata esto. Quién es él. Saber el cómo, dónde, cuándo. Todo lo que pueda surgir. “Mis inicios en el campo del arte remontan a cuando era niño, acompañado y recibiendo siempre el apoyo de mis padres. Ellos, al ver mis dibujos en aquellos años de niñez, me fueron inscribiendo en cursos de ilustración y dibujo. En aquellos tiempos los cursos eran a larga distancia, por correo“, relata emocionado. “Ya en mi adolescencia comencé a poner en práctica todos esos conocimientos que fui adquiriendo“.

Rodrigo, ya en el año 2011, ingresó a la Escuela de Bellas Artes de Salta, llamada Tomás Cabrera N° 6002, donde fortaleció sus habilidades como artista. Finalmente se recibiría como Profesor de Arte aunque aclara: “aún no ejerzo la docencia“.

Me enfoco en su trabajo. Insisto con las preguntas. Quiero entender porqué billetes. Porqué esas personas. La técnica. El tiempo. La música. Su arte. Rodrigo acepta el desafío, profundiza. “La idea surgió primeramente como un pensamiento de reciclaje“, me cuenta. “Yo comencé interviniendo hojas de libros rotos para que, de alguna forma, no se desperdiciara todo ese papel. Lo mismo ocurrió con los billetes, algunos ya no tienen prácticamente valor, como son los de dos y cinco pesos. Pensé, voy a devolverles la vida desde el arte“. La técnica que utiliza Rodrigo para sus retratos es de pintura directa. Explica que suele utilizar capas delgadas que, una tras otra, va engrosando a medida que toma forma su figura. Cada rostro es plasmado en una sola sesión, y utiliza óleo y acrílicos profesionales para su trabajo.

Lo escucho y disfruto de la historia. Devolver la vida a través del arte, una frase con un significado mucho más relevante de lo que imagina. ¿Cuántos de nosotros, en algún momento oscuro, no sentimos que el arte nos devolvía la vida? Pienso. Prosigo con mi atención. “Empecé a utilizar los billetes como soporte e interviniéndolos directamente desde la pintura retratando personajes de la cultura popular, como cantantes, deportistas, dibujos animados, personajes de series y películas, ya que en el día a día vivimos bombardeados de esas imágenes“.

Decidí retratar a varios astros del rock nacional, como ser Gustavo Cerati, para homenajear a este tipo de artistas porque han formado parte de mi vida, desde la adolescencia hasta el día de hoy“, comenta. “Creo que en todos los hogares existe una música que es heredada, en mi caso por ejemplo siempre se ha escuchado folklore“. Sin embargo, agrega, existe otro tipo de música. Esa que uno mismo elige y escucha. Esa que, en definitiva, también lo va definiendo a uno frente al mundo. “Esa música para mí fue el rock, con Soda Stereo como una de mis bandas favoritas“. Rodrigo cuenta que Nada personal, Signos y Canción animal fueron los discos que más lo marcaron. Que siguió atentamente la carrera de Gustavo Cerati. Y que, sin dudarlo, encuentra en Bocanada y Fuerza natural los puntos más altos de su etapa solista.

Rodrigo no lo sabe, pero sale de lo común. Y eso es meritorio. Su trabajo abarca mucho más que el registro de personajes populares. Revaloriza, con lo difícil que es hacerlo en nuestros tiempos. Devuelve la vida, como él mismo dijo. Pero sobre todo, ubica en el lugar que deben ocupar, a los artistas que tanto nos han brindado con el correr de los años. El lugar del valor real, y no de lo comercial. Porque como dijo alguna vez Nietzsche, la vida sin música sería un error.

Etiquetas

Sobre el autor

Allan Kelly Márquez

Nacido en Montevideo, Uruguay, lleva adelante EnRemolinos desde el 30 de Octubre de 2009. Admirador de Soda Stereo, se transformó en coleccionista. Colabora con material de su archivo para el especial Soda Stereo +INFO (2007), y los libros Cerati, la biografía (2015) y Yo conozco ese lugar (2016).

Sígueme ➤ Instagram | Facebook

Un día como hoy

No Events

Archivo de noticias

Información

Copy link
Powered by Social Snap